MI BOLERO POLITÓLOGO


Platicar con un bolero de la Ciudad de México es una verdadera delicia, si sabes escuchar. Por lo general, son personas que conocen a mucha gente, leen mucho el periódico, y escuchan noticias regularmente, especialmente los que han acumulado más experiencia con los años… Así que, realmente tienen una visión muy objetiva del pulso político del país y de la ciudad.

Don Juan Manuel me recibió hoy con su clásico saludo: “Licenciado, mucho sin verlo, pásele”. Y, una vez que estábamos instalados –yo en la silla con periódico en mano, y él en el banquito dispuesto a hacer lo suyo-, inmediatamente lanzó la pregunta con cierto tono de angustia: “¿Usted cree que haya solución a lo que está pasando con México?”. Mi respuesta fue más política que sincera: “¡Claro, don Juan Manuel! ¿Apoco usted no?” Y entonces empezó mi lección.

En resumen, considero que tuvo dos grandes aciertos:

  1. Un político tiene que tener cerebro y corazón.

  2. El problema de los políticos es que confunden el concepto de “vivir bien”.

Creo que ambos puntos están ligados. Un buen político, además de ser inteligente, debe persuadir a su audiencia con una carga emocional fuerte en sus mensajes. Pero eso es algo que no se puede improvisar, y mucho menos fingir, porque la gente lo capta. Entonces sí es necesario que tengan una sensibilidad auténtica y un genuino interés por sus ciudadanos.

Y esa sensibilidad e interés por la gente, hará que el concepto de “vivir bien” esté siempre en equilibrio. Solo así se lograría una adecuada distribución de los recursos públicos, y dejaríamos de ver casos escandalosos y barbáricos como el de Javier Duarte… entre otros.

Finalmente, al hablar de esto, seguramente habrá quien piense que es pura utopía, pero más bien quisiera dirigir la atención hacia las consecuencias de que esos puntos 1 y 2 brillen por su ausencia en nuestro tablero político próximo. En palabras de don Juan Manuel, no estamos lejos de un estallido social.

-“¿Usted cree que pase pronto, don Juan Manuel?”

-“Si los políticos siguen como van, más pronto de lo que usted cree, licenciado, y eso que no soy socialista...

Seguro que la historia, y otros países –como Venezuela- lo pueden confirmar. Confiemos en que aún hay tiempo, pero hay que actuar. Por eso nuestra asesoría en imagen política incluye estos temas tan fundamentales.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos:
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square